El presidente de Cooperar participó de un conversatorio y de una rueda de prensa en el marco del encuentro del Consejo de Administración de Cooperativas de las Américas. Fondos buitres también tienen bajo amenaza al sistema económico de ese país.

“Como movimiento cooperativo debemos continuar presentando una posición crítica frente a la especulación financiera, tal como lo hemos hecho a través de la plataforma que presentamos en ocasión de aspirar a la presidencia de la Alianza Cooperativa Internacional el pasado mes de noviembre de 2015”, reafirmó el titular de la Confederación Cooperativa de la República Argentina, Ariel Guarco.
En su rol de vicepresidente segundo de Cooperativas de las Américas, participó de un conversatorio y de una rueda de prensa en la ciudad de San José de Puerto Rico, donde dirigentes locales le manifestaron una profunda preocupación por la pérdida económica que ocasionaría al sector la crisis financiera que atraviesa el país.
Allí las cooperativas están bajo amenaza al haber tenido que comprar bonos del Estado, cuya deuda total asciende a 72.000 millones de dólares, representa más del 100 por ciento del PBI nacional y enfrenta la negativa estadounidense a una reestructuración.
Detrás de este escenario están algunos fondos buitre, como Aurelius, que en Argentina se sumó al NML Capital de Paul Singer para litigar contra el Gobierno por la deuda en default y que ahora también tiene como rehén al país centroamericano. Se estima que esos fondos controlan cerca de la mitad de la deuda.
“No podemos permitir que el ahorro de nuestros asociados termine financiando proyectos que forman parte de modelos económicos concentrados que atentan contra la viabilidad del modelo cooperativo”, sostuvo Guarco, quien integra el Consejo Mundial de la Alianza Cooperativa Internacional.
“Durante mi estadía en Puerto Rico agradecí el apoyo a nuestra plataforma presentada en la asamblea de la Alianza en Noviembre. Aquí buscan que el cooperativismo ingrese en áreas con trayectoria en Argentina, como los servicios públicos, y que ayude al país a encontrar una salida soberana a la crisis financiera”, señaló.
En relación con la trampa de la deuda que involucra al sector en ese país, sugirió que “el ahorro de los cooperativistas debe servir para financiar proyectos cooperativos que aseguren el desarrollo local en cada uno de los países que forman parte de las Américas”.
Estas expresiones fueron compartidas durante un conversatorio en el que participó junto con el presidente de la Oficina Regional, Ramón Imperial, y su director ejecutivo, Manuel Mariño. Como anfitriones estuvieron el titular de la Liga de Cooperativas de Puerto Rico, William Ortiz Negrón, y el presidente del Senado de ese país, Eduardo Bhatia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *